Historia

El Real Patronato sobre Discapacidad es un organismo autónomo adscrito al Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, cuyo fin es la promoción y mejora de los derechos de las personas con discapacidad, así como su desarrollo personal, inclusión social y prevención de las discapacidades a través de la planificación de políticas, estrategias, planes y programas relativos a la discapacidad.

Para el desarrollo de su actividad se basa principalmente en lo establecido por la Convención sobre los derechos de las personas con discapacidad aprobada en 2006 por la Organización de Naciones Unidas. En el ámbito nacional se rige por lo estipulado en el Real Decreto Legislativo 1/2013, de 29 de noviembre, por el que se aprueba el Texto Refundido de la Ley General de derechos de las personas con discapacidad y de su inclusión social, también conocida como Ley General de Discapacidad, que integró y amplió los textos de la Ley 13/1982, de 7 de abril, de integración social de las personas con discapacidad (también llamada LISMI), y la Ley 51/2003, de 2 de diciembre, de igualdad de oportunidades, no discriminación y accesibilidad universal de las personas con discapacidad (conocida como LIONDAU), que antes guiaban las actuaciones de la entidad.

El primer antecedente histórico del Real Patronato sobre Discapacidad es el Patronato Nacional de Sordomudos, Ciegos y Anormales, creado en 1910. Desde entonces, se han sucedido denominaciones diversas pero siempre con el propósito de coordinar esfuerzos ante las necesidades planteadas por las personas con discapacidad.

En 1976, ya como precedente directo, se configura el Real Patronato de Educación Especial, cuya Presidencia corresponde a Su Majestad la Reina. Aunque centrado en lo educativo, su organización y funcionamiento se fue abriendo a otros campos de actividad.

Foto de la reunión constituyente del Real Patronato de Educación Especial en 1976.
Foto de la actual sede del Real Patronato.

En 1986 se regula el Real Patronato de Prevención y de Atención a Personas con Minusvalía. Su máximo órgano rector, bajo la Presidencia de Su Majestad la Reina, es la Junta de Gobierno, ampliada a partir del acuerdo adoptado en diciembre de 1996 que llevó a la actualización de la entidad en 1997.

La Ley 14/2000, de 29 de diciembre, de Medidas Fiscales, Administrativas y de Orden Social crea, con la naturaleza de organismo autónomo, el Real Patronato sobre Discapacidad, que sucede al Real Patronato de Prevención y de Atención a Personas con Minusvalía en el ejercicio de las funciones que éste venía desarrollando, y por Real Decreto 946/2001, de 3 de agosto, se aprobó el Estatuto del Real Patronato sobre Discapacidad.

Dotado de una amplia autonomía funcional, el Real Patronato tiene el carácter de órgano colegiado de la Administración General del Estado y está compuesto por órganos directivos y órganos técnicos. Entre los órganos directivos están el Consejo, cuya Presidencia de Honor ostenta Su Majestad la Reina y que está presidido por la persona titular del Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social; la Secretaría General, que corresponde a la persona titular de la Secretaría de Estado de Servicios Sociales, y la Dirección, encabezada por la persona titular de la Dirección General de Políticas de Discapacidad.

Además, en el Real Patronato sobre Discapacidad están representados, a través del Consejo, los departamentos ministeriales con competencias en materia de discapacidad, las comunidades autónomas y corporaciones locales, las organizaciones representativas de las personas con discapacidad y sus familias, las entidades científicas relacionadas con el diagnóstico, prevención y tratamiento de la discapacidad, así como varios vocales, designados entre personas con acreditada trayectoria profesional en materia de discapacidad.

Foto de la XXVIII Reunión del Consejo del Real Patronato en noviembre de 2017.
Foto de la visita de la Reina Letizia al Real Patronato en marzo de 2017.