El Consejo de Ministros aprueba la Estrategia Española de Discapacidad 2022-2030

03/05/2022

Según la Ministra de Derechos Sociales y Agenda 2030, Ione Belarra, en este documento “reside el sentir de las propias personas con discapacidad y sus familias, y estas necesidades legítimas las hemos asumido como políticas públicas”.

Cartel con texto: Estrategia Española de Discapacidad 2022-2030

El Consejo de Ministras y Ministros ha aprobado este martes la Estrategia Española de Discapacidad 2022-2030 Archivo pdf.  Se abrirĂ¡ en una ventana nueva. , concebida como una hoja de ruta ambiciosa y posibilista para que el Estado español, a través de sus administraciones y poderes públicos, contribuya a hacer efectivos los derechos humanos de las personas con discapacidad y de sus familias.

La Estrategia, cuya aprobación coincide con la celebración del Día Nacional de la Convención Internacional sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad de Naciones Unidas, ha sido concebida conforme a lo estipulado en este tratado de derechos humanos, incidiendo en el compromiso del Gobierno de dar cumplimiento a sus mandatos. Asimismo, el documento sigue la estela de la Unión Europea, que acaba de adoptar un marco similar para el periodo 2021-2030. Dos herramientas que convertirán la inclusión en una política comunitaria pero también en una política de Estado.

La ministra de Derechos Sociales y Agenda 2030, Ione Belarra, ha afirmado que los objetivos de la Estrategia “coinciden con las preocupaciones fundamentales de la sociedad civil de la discapacidad pues se dirige a proteger y ampliar derechos tal como nos mandata la Convención Internacional sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad”. En este sentido, Belarra ha explicado que en este documento “reside el sentir de las propias personas con discapacidad y sus familias, y estas necesidades legítimas las hemos asumido como políticas públicas”. Según la ministra, la aprobación de la Estrategia “supone que contemos con un mapa certero y, sobre todo, un deseo compartido para hacer de la inclusión una cuestión de Estado”.

Por su parte, el director del Real Patronato sobre Discapacidad y director general de Derechos de las Personas con Discapacidad, Jesús Martín, ha señalado que la Estrategia “se concibe para que los derechos de las personas con discapacidad sean una política de Estado y aterricen en el día a día de la gente”. Es fundamental, ha concluido, “cuestionar la visión hegemónica en la que persiste el tratamiento diferenciado por razón de discapacidad y que contribuirá a erradicar las formas sistémicas y más ocultas de discriminación como presupuesto irrenunciable de una democracia avanzada”.

Metodología participativa, enfoque interseccional y desafíos transversales

Para la elaboración de la Estrategia se ha seguido una metodología participativa que ha buscado recoger el sentir de las propias personas con discapacidad y sus familias a través de una encuesta ciudadana completamente accesible, que ha contado con más de 8000 respuestas, y 13 grupos de discusión sobre temáticas clave para la discapacidad en la que han participado 190 personas, de las que más del 60% han sido personas con discapacidad.

De igual forma, se ha sometido al consenso de los distintos ministerios implicados, que han podido incorporar sus consideraciones al documento y participar activamente en la elaboración de la Estrategia, como ha sido el caso de los departamentos de Sanidad, Inclusión y Justicia.

La Estrategia Española de Discapacidad 2022-2030 se ha concebido, como marca la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, desde un enfoque interseccional y con la mirada puesta en otros desafíos transversales como la emergencia climática y el reto demográfico. Del mismo modo, la Estrategia busca estar con la España de los pueblos, de las aldeas y del campo donde también residen personas con discapacidad, a las que hay que escuchar y acompañar. Las personas con discapacidad con grandes necesidades de apoyo, así como las personas con discapacidad psicosocial, han sido tenidas especialmente en cuenta en el desarrollo del documento, que pivota sobre el diálogo civil y se nutre del conocimiento y la experiencia tanto de las personas con discapacidad y sus familias, como de las entidades representativas y las comunidades autónomas.

Para la consecución de la Estrategia se han establecido siete retos estratégicos con objetivos concretos que contarán, a su vez, con planes operativos en materias como la accesibilidad, la cultura, la educación, la salud y las mujeres y niñas con discapacidad. De igual forma, en el seno Consejo Nacional de la Discapacidad se elaborarán planes adyacentes en cuestiones clave como la educación, las cultura, la salud, las mujeres o la accesibilidad universal.